Por abuso sexual ex agente municipal irá 12 años a la cárcel

Por abuso sexual ex agente municipal irá 12 años a la cárcel




El exagente municipal Eduardo Ramos fue condenado a 12 años de prisión por el delito de abuso sexual en perjuicio de una niña de su entorno familiar, que al momento en el que iniciaron los hechos tenía apenas seis años.

La audiencia se llevó adelante en la Cámara del Crimen y según la querella "se hizo justicia". Cabe recordar que Ramos, de 65 años, cumplía prisión domiciliaria, pero ahora que está condenado se solicitó una pericia interdisciplinar para determinar si debe recibir ese beneficio o ir al penal del barrio Belgrano.





Ramos llegó al banquillo de los acusados imputado por los siguientes delitos: exhibición de imágenes pornográficas, abuso sexual gravemente ultrajante reiterado, abuso sexual con acceso carnal agravado y reiterado en concurso ideal, y promoción de pornografía en menores agravado. Quien instruyó en la causa fue el fiscal René Bosio. 

Los abogados que representaron a la familia de la víctima fueron Laura Pedernera y Juan Manuel Poncio. Pedernera expresó su satisfacción por la condena. Dijo que fue lo que habían solicitado en conjunto con el fiscal de Cámara, Francisco Márquez. "Dentro de la tristeza de la situación, estamos conformes. Muy agradecida con René Bosio por su instrucción y con el fiscal Márquez".





Una de las cuestiones relevantes que se resaltó con la condena es que esto "anima" a las víctimas de abuso a denunciar a sus agresores, que la justicia puede hacer justicia: "Que las víctimas de abuso se animen a hablar, esta condena es un ejemplo. Hay jueces, fiscales y abogados que los protegemos cuando sus derechos son violados". 

Pedernera hizo hincapié en que hay que creerles a los niños y adolescentes: "Hay muchos abusos intrafamiliares. 

El abusador manipula a la víctima, con promesas de regalos o con el miedo y las amenazas. Los niños y adolescentes no mienten".
Y recordó que la víctima, una niña de seis años al momento de los hechos, vivió y padeció los abusos hasta sus ocho años hasta que le contó a otro niño lo que estaba viviendo.

Fuente: Villa Maria Ya.