La vocación a flor de piel

La vocación a flor de piel




Los bomberos de toda la provincia trabajan incansablemente desde hace muchos días para tratar de frenar distintos focos de incendios en nuestras sierras. Ante el avance del fuego y las dificultades climáticas pidieron colaboración a cuarteles de todo el interior provincial. Varios voluntarios de Justiniano Posse viajaron a prestar apoyo en el valle de Punilla. 






Este viernes, recién llegada de esa zona, Melina Montedoro, del cuerpo de bomberos de nuestra localidad nos contó como es el día a día de los servidores en el lugar de los incendios. Muchas horas seguidas de trabajo, descanso con pocas comodidades y a veces arriesgando la integridad física. 

La vocación de servicio y el trabajo voluntario por los demás queda demostrado en este relato: