Gendarmes acusados de violar a una chica

Gendarmes acusados de violar a una chica

Bajo engaño, se sospecha, uno se había contactado con la adolescente a través de una aplicación, en Villa María.





La Fiscalía de Instrucción de Tercer Turno de Villa María ordenó la detención de dos gendarmes adscriptos a la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales de Villa María bajo acusaciones de delitos sexuales que tuvieron como víctima a una joven menor de edad.

Las detenciones se concretaron en la tarde de este jueves 10 de junio por parte de personal de la División Investigaciones de la Departamental San Martín.

Los acusados son dos: un hombre de 37 años, señalado por la Justicia como supuesto autor del delito de abuso sexual con acceso carnal, y otro uniformado de 28 años, a quien se lo acusa como supuesto autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante.

Las aprehensiones de estos gendarmes se ordenaron luego de una investigación que llevó varios meses por parte de la fiscalía y de la Policía, según se informó desde la departamental.

Junto a las detenciones se secuestraron varios teléfonos celulares y un automóvil.




 


Los acusados fueron identificados como: Omar Ramón Ingolotti (37 años, oriundo de Mendoza) y Emanuel Gastón Miranda (28, de Salta), sobre quien pesa las acusaciones más severas, informaron fuentes con acceso a la pesquisa.

Ambos gendarmes quedaron detenidos por orden del fiscal René Bossio, quien coordinó las acciones con personal policial.

No se descarta que puedan agravarse los cargos en las próximas horas, conforme avance la causa.

ABERRANTE

Según trascendió, la víctima de esta historia tiene 14 años.

Para resguardar su integridad y no revictimizarla no se brindarán más datos en torno al lugar de los hechos.

Pese al secreto de sumario existente en torno a esta causa, pudo saberse que presuntamente uno de los individuos se habría contactado con esta chica a través de una aplicación informática.

“Cuando ella vio que el sujeto era un hombre más grande del que había dicho que era, quiso desistir del encuentro pero no pudo escapar”, comentó un informante.

No está claro cuál habría sido el accionar del otro sospechoso.

Las detenciones fueron realizadas por personal policial, bajo el control del fiscal, en la puerta de la sede de Gendarmería en la ciudad de Villa María.

Ambos uniformados se encontraban de civil. Tras ser detenidos, fueron trasladados a la dependencia policial y se esperaba que fueran remitidos a la cárcel.

Silencio de la fuerza. En tanto, no hubo comunicado oficial por parte de Gendarmería en torno a las detenciones de estos efectivos.

Fuente: La Voz.