Detienen a un hombre acusado de secuestrar, matar y desaparecer a Baleani por venganza

Detienen a un hombre acusado de secuestrar, matar y desaparecer a  Baleani por venganza




La víctima fue Andrés Baleani, de quien nada se sabe desde 2016. El caso sucedió en Inriville. El principal acusado cayó en Santa Fe. Una oscura trama detrás.





Andrés Horacio Baleani es el nombre de un misterio en Córdoba. Este albañil desapareció en 2016 en la localidad de Inriville, en el sur de la provincia de Córdoba.

La sospecha de la Justicia es que fue asesinado y su cuerpo fue desaparecido.

Este martes, el caso tuvo un giro: un vecino de Inriville finalmente fue detenido. Lo atraparon en Santa Fe, en Venado Tuerto, donde estaba escondido.

Julio Rotta, el sospechoso, fue capturado por una comisión de investigadores que le seguía los pasos desde largo tiempo.

Quedó preso por orden del fiscal Fernando Epelde, de Marcos Juárez, quien lo imputó por privación ilegítima de la libertad calificada seguida de muerte.

La sospecha es que Rotta habría matado a Baleani en el marco de una oscura venganza.

La trama paraliza.

En 2008, Andrés mató a su propio hermano Nicolás en el marco de una pelea por la tenencia de un perro de carrera.

Andrés, fuera de sí, no soportó que Nicolás vendiera al animal y lo ultimó de un escopetazo en el pueblo.

Cometido el fratricidio, fue a entregarse a la comisaría.




Andrés Horacio Baleani está desaparecido desde 2016 en Inriville. 

Terminó sentenciado a 8 años de prisión.

A sus espaldas, según aseguró su familia y ratificaron desde la investigación, se trazó otra “sentencia”: algunos conocidos de su hermano, prometieron venganza.

Juraron que iban a matar a Andres cuando saliera de la cárcel.

En abril de 2016, y tras cumplir gran parte de la condena, Andrés salió en libertad.

Volvió al pueblo a vivir con su madre. Comenzó a rehacer su vida. Empezó a trabajar como albañil y a hacer changas.

El 29 de agosto de ese año, a los 54 años, Andrés Baleani desapareció.

Y nunca más fue visto.

GIRO EN EL CASO

Durante años y años, su hermana Mariana llevó adelante una lucha y una ardua búsqueda para que se hiciera justicia. “No existe el crimen perfecto, tienen que dar con los asesinos”, se cansó de decir esta mujer.

Extenso fue el peregrinar de esta mujer por Inriville y región en reclamo de respuestas. No le fue para nada fácil. Sobre todo, porque en el mismo pueblo muchas y muchos temían contarle lo que sabían.

El fiscal Fernando Epelde está a cargo de la compleja investigación judicial. (Foto Radio Sudeste)

El fiscal Epelde tuvo a su cargo la compleja investigación junto a su grupo de pesquisas, con la colaboración de Policía Judicial.

Por el misterio Baleani, se llegó a ofrecer una recompensa para quien aportara datos.

Varios eran los sospechosos, pero entre todos Julio Rotta siempre estuvo encabezando la lista.

Según trascendió, entre las pruebas figuran rastros hallados en su casa, comunicaciones, testimonios recolectados.

Rotta, según cree la Justicia, habría jurado vengar la muerte de su amigo Nicolás Baleani.

A tal fin, según la sospecha judicial habría hecho desaparecer a Andrés hace cinco años.

Las excavaciones nunca dieron resultado.

En las últimas horas, y tras una compleja pesquisa, el sospechoso fue detenido en Venado Tuerto, Santa Fe.

Será trasladado a Marcos Juárez en las próximas horas.

La detención de Rotta (quien supo ser marino mercante) causó no tanta sorpresa en Inriville.

En el pueblo se esperaba la detención.

En una década, Inriville fue escenario de graves episodios criminales, como el crimen de Santiago MatheusMariela Bortot y Andrés Baleani.

Fuente: La Voz.