Explotación sexual infantil

Explotación sexual infantil

Esta persona no quedó detenida porque, a prima facie, también se trataría de un menor de edad al momento del hecho.





El secuestro de un teléfono celular y la identificación de una persona que sería menor edad para la ley, fueron parte de una nueva alerta para combatir la circulación de imágenes de explotación sexual infantil.

En este marco, en horas de la madrugada de este miércoles 18 se practicaron dos allanamientos en forma simultánea en las localidades de Villa Nueva y Ausonia.

Ambos procedimientos fueron bajo las directivas de la Fiscalía de Instrucción de Tercer Turno a cargo de René Bosio, secretaría de Dalila Alcalá Riff.

Esta causa se inició con motivo de un reporte NCMEC remitido por la oficina especializada en ciberdelitos de la Fiscalía Adjunta de Fiscalía General de la provincia.

Estas son acciones dadas en el marco de la colaboración entre organismos para erradicar la explotación sexual infantil.





Nueva alerta en la región

Los procedimientos arrojaron resultado positivo desde el punto de vista de la investigación, procediéndose al secuestro de un aparato de telefonía celular.

Desde este dispositivo se habría cometido el hecho investigado.

También se logó la individualización de la persona que habría dado origen al reporte de NMEC con motivo del tráfico de videos de contenido sexual de menores de edad.

Esta persona no quedó detenida porque, a prima facie, también se trataría de un menor de edad al momento del hecho.

La investigación que tomó varios meses de arduo trabajo por parte de la fiscalía de Bosio.

Se contó con la colaboración de personal de la División Investigación Operativa (DIO) y personal de la Unidad de Equipos de Computación de Policía Judicial.

También intervino la Policía de la Provincia de Córdoba.

Por su parte, la fiscalía cuenta con personal calificado en la materia que se encuentra avocado a la investigación de este tipo de delitos.

Son acciones que atentan contra personas indefensas como son los niños con la finalidad de darle batalla a este flagelo.

Que aprovecha la informática y el anonimato para lograr sus fines, destacaron desde la investigación.

Cabe hacer mención que National Center for Missing & Exploited Children (NCMEC) es una corporación privada, sin ánimo de lucro.

Su misión es ayudar a encontrar a los niños perdidos, reducir la explotación sexual infantil y evitar que los niños sean víctimas.

Trabaja con las familias, las víctimas, la industria privada, las fuerzas del orden y el público en general.

Esta organización busca a evitar secuestros infantiles, recuperar a los niños perdidos y brindar servicios para impedir y combatir la explotación sexual infantil.