Remiseros: una actividad en crisis

Remiseros: una actividad en crisis

El permanente incremento de tarifas, con fuerte impacto en los combustibles, sumado a los costos de reposición de unidades tras la fuerte devaluación, pinta un oscuro panorama sobre la actividad de la que vivieron en Justiniano Posse más de 20 familias tiempo atrás.


 

Pedro Sarria propietario de “Remises Pedro” visitó los estudios de Red Comunicar y fundamentó que junto a la otra agencia del pueblo solicitaron al concejo deliberante un aumento.

Se  pidió elevar de $26 a $35 la bajada de bandera y a $2,50 cada 100 metros, lo que en la actualidad cuesta $ 2.

 

Aclaró que a pesar de estos aumentos no alcanza el dinero.

 

“Cayó un 50% el uso de remises en el pueblo, hoy la gente camina la localidad” dijo Sarria al hablar de la pérdida del poder adquisitivo.

 

Comentó también que de los más de 20 vehículos que prestaban servicio quedan 12.

 

Los remiseros están a la espera de la resolución del Honorable Concejo Deliberante.