La FPA se equivocó de domicilio

La FPA se equivocó de domicilio

De no creer la FPA, intentó llevar a cabo un allanamiento y se equivocó de casa. Le rompieron la puerta de la vivienda y le apuntaron a su hijo de 17 años con un arma en la cabeza.

Todo comenzó a raíz de una denuncia anónima, lo que genero el error desde el comienzo de la investigación. El denunciante estableció una dirección, pero parece que le terminó errando y mandó al frente a una vecina que no tenía nada que ver con un ilícito vinculado a las drogas.

La damnificada fue Roxana Artuso, quien en diálogo con nuestro medio manifestó: “Yo vivo en la calle Abel Aymar al 253, en barrio San Nicolás, y el pasado 19 de febrero cerca de las 10 de la mañana entran a mi casa a mi casa la FPA  de forma muy violenta ya que me rompieron la puertas y gritando que era un allanamiento, en la casa estaban mis hijos solos ya que en ese momento yo estaba en el trabajo. Mi nena de 11 años se encontraba desayunando y el más grande de 17 años estaba durmiendo, él se levanta porque escucha los gritos de su hermana y corrió hasta el comedor para que ver qué le pasaba a la niña y se encontró con una gran cantidad de policías dentro de la vivienda”.

“le apuntaron con una itaca en la cabeza, y como el no hizo caso de tirarse al piso, lo que género que lo tiraran al suelo y lo esposaron, le pusieron la rodilla en la cabeza, diciéndole el nombre que venían a buscar y él le decía que no era y que se habían equivocado de casa, ese hombre vive al lado de mi inmueble. Después los oficiales suben al techo se dan cuenta de que mi hijo tenía razón ya que ven que la plantación de marihuana estaba en el patio de mi vecino”, agregó.

Luego Roxana concluyó diciendo que, “hoy me presente en la fiscalía y le pedí que me pagaran el daño que me ocasionaron, ya que me rompieron la puerta, y por supuesto por el daño psíquico de mis hijos, ya que quedaron muy asustados”.

 

Fuente: Villa María Ya.