Fuerte tormenta en la región

: :




Una tormenta de lluvia y fuertes vientos azotó a varias localidades del sudeste cordobés, provocando daños aún no cuantificados.

En Laborde la mitad de los árboles están caídos, así lo aseguró la Intendente de esa localidad, María Elisa Vidal. La titular del ejecutivo municipal informó en Radio Sudeste que la planta de reciclado de residuos fue totalmente arrasada, también se produjeron daños en viviendas, plantas de silos e instalaciones empresarias.   

Vidal se mostró muy conmovida por la situación (audio) que dejó sin servicios eléctricos no de comunicaciones a toda la localidad, pero valoró que no hubo ninguna persona que haya sufrido heridas.

Fotos: Sintonía 102







Monte Buey:

Vientos de 98,6 kilómetros por hora (estación meteorológica), granizo y un acumulado de 80 mm de lluvia se sumaron a los casi 110 mm que cayeron la jornada anterior.

Las consecuencias del fenómeno climático fueron variadas: principalmente grandes árboles arrancados de raíz, muchas ramas quebradas, caída de cables de energía eléctrica y telecomunicaciones, voladura de techos de chapa de viviendas y galpones.

El granizo trituró el follaje de los árboles por lo que Monte Buey lucía como un campo minado en sus calles y espacios públicos. Trabajaron desde primera hora Bomberos Voluntarios, Municipalidad, Cooperativa Eléctrica y cientos de vecinos que colaboraron con la limpieza del espacio público de sus veredas.

La energía eléctrica estuvo cortada por más de 10 horas ya que una segmento de 5 kilómetros de la línea de media tensión entre Justiniano Posse y Monte Buey se vieron afectados. Cooperativa Eléctrica debió solucionar el tendido eléctrico interno de Monte Buey para poder reconectar desde la sub estación de Inriville a las 12.30 del mismo viernes.

Viviendas particulares de distintos sectores barriales sufrieron voladura de sus techos de chapa, rotura de vidrios, ventanas, agua en su interior y electrodomésticos arruinados. No hubo que lamentar heridos en Monte Buey.

Los galpones también sufrieron el embate del viento. Algunos dañados levemente en su estructura, otros con roturas importantes perdiendo chapas del techo o laterales y en el caso específico de un galpón de la familia Mandaio ubicado en el sector sur cruzando ruta 6, que fue derribado de manera íntegra.

Fuente: Desde Monte Buey