Francioni: "La gente quiere trabajar"

Francioni: "La gente quiere trabajar"

El intendente de Leones cuestionó la decisión del fiscal Epelde, que lo imputó por presunto abuso de autoridad. "La gente acá no quiere bolsón, la gente quiere trabajar", expresó Fabián Francioni, sobre una decisión judicial en la que lo imputan de presunto abuso de autoridad por permitir el funcionamiento de algunas actividades bajo las correspondientes medidas sanitarias. "La decisión de un juez es venir a pintarme a mí los dedos porque estoy tratando de organizar para que la gente trabaje", lamentó en declaraciones a un medio de Río IV.

El jefe comunal señaló la necesidad que atraviesan los trabajadores y la importancia de ir abriendo la economía de manera paulatina y controlada desde lo sanitario, para evitar problemas más graves. En este sentido, sostuvo que lo ideal sería comenzar desde el interior hacia la capital.

"Nosotros somos 12 mil habitantes en Leones, nos conocemos todos. Cuando el Presidente (Alberto Fernández) dijo que podía estar la obra pública, a las 48 horas los albañiles me dicen ‘doctor, usted está haciendo cordón cuneta con los empleados municipales, los empleados cobran del 1 al 5, y yo estoy en mi casa y no puedo levantar esa pared, no puedo hacer ese techo o no puedo pintar una casa’. Automáticamente llamamos a todos los albañiles, a los gasistas, electricistas y nos pusimos de acuerdo: no más de dos por obras, de 8 a 13 horas de lunes a viernes, todos con barbijos, todos con alcohol, separados como deben estar y comenzamos a trabajar", resaltó.

Francioni indicó que detrás de esos trabajadores se presentaron otros sectores como las librerías, planteando que los niños seguían con actividades de las escuelas y los padres pedían material. Entonces definieron abrir los negocios lunes, miércoles y viernes de 8 a 13, con un solo cliente por vez. Agregó que en el resto de los días y los horarios pueden funcionar con modalidad de delivery.

"Después vinieron los peluqueros, el problema que teníamos con ellos es que iban a una casa y juntaban a tres o cuatro personas para cortarles el pelo, era muy contaminante, muy peligroso, entonces los llamamos, son unos 35 entre peluqueros y peluqueros, y definimos uno por cada lugar, abierto su local martes, jueves y sábado de 15 a 20 horas", indicó.

Francioni contó que estaba operando (es anestesiólogo) cuando recibió la notificación de que sería imputado por el fiscal de Marcos Juárez. "Me suena el teléfono al lado del quirófano y me dicen ‘doctor es la Policía que viene a decirle que tienen que pintarle los dedos’", relató.

 

"Estaban el obstetra, estaban los traumatólogos y los cirujanos, nos miramos entre todos y dijimos: ‘uh, nosotros acá adentro que estamos pensando en el paciente, pensando en nosotros, en los enfermeros, en los camilleros, en el covid y todo este problema que estamos teniendo y la decisión de un juez es venir a pintarme a mí los dedos porque yo estoy tratando de organizar para que la gente trabaje'", manifestó.

 

Influencia política

Para el intendente Francioni, hubo una influencia de la política detrás de la resolución judicial. En este sentido, vale señalar que en los últimos días hubo declaraciones del intendente de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, advirtiendo posibles acciones legales por las medidas adoptadas en Leones.

Consultado si los dichos del jefe comunal de Juntos por el Cambio tuvieron sus consecuencias, Francioni respondió: "Puede ser, me han contado otros intendentes que Pedro (Dellarossa) los llamaba a todos para que me imputen a mí, bueno generó esa movida porque él no tomaba las decisiones en Marcos Juárez, no sé porqué no las tomaba porque somos localidades chicas, nos conocemos todos".